Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Home > Turismo

Turismo
Maya Yucatán

El Maya Yucatán se encuentra en Mérida, la capital del estado de Yucatán en México. Es una ciudad tranquila en la que podrá conocer la cultura Maya y visitar casas típicas de la cultura precolombina.

Centro histórico

Le recomendamos visitar la Plaza Grande, el centro de la ciudad, donde encontrará los edificios más importantes, como la Catedral de Yucatán, y desde donde podrá empezar su ruta por el centro histórico.

Le proponemos también acercarse al Paseo Montejo para admirar las casas tradicionales de la época del Porfiriato.

Si quiere conocer la historia de la ciudad, debería visitar el Palacio Cantón que actualmente alberga el Museo Regional de Antropología e Historia y el Archivo histórico de Mérida. Aquí encontrará toda la información sobre el desarrollo de la ciudad y la región.

Zonas arqueológicas

Los restos de la cultura Maya son algo que debe visitar durante su viaje a Mérida. Uxmal es una antigua ciudad Maya, del periodo clásico. Es la ciudad más representativa de este estilo arquitectónico.

Chichén Itzá es una de las zonas arqueológicas más importantes de la península de Yucatán. Aquí podrá vislumbrar la influencia de los diferentes pueblos que ocuparon la región a lo largo de la historia.

Dzibilchaltún es una de las urbes más antiguas, con datos que confirman su existencia desde el año 500 a.C. El edificio más sobresaliente de este centro urbano es el Templo de las Siete Muñecas, a través de cuya puerta se puede apreciar un espectacular fenómeno solar cada equinoccio.

Cenotes

Los cenotes son un tipo de lago de origen kárstico, se pueden encontrar a cielo abierto, semiabierto, subterráneo o en gruta. En la península de Yucatán hay un anillo de estas formaciones que están interconectadas con el mar. En Homún hay una gran concentración de cenotes como los de Santa Bárbara, con un cómodo acceso. Aquí encontrará un camino que le conducirá entre los tres, perfectamente acondicionados para disfrutar del paseo:

El Cenote Cascabel es de cueva y para acceder debe bajar unas escaleras que pasan bajo un álamo, típico indicador de la presencia de cenotes.

El Cenote Chaksikín es semiabierto. En él encontrará raíces y estalactitas tras bajar las escaleras con acceso directo al centro del mismo, ofreciendo unas vistas espectaculares.

El Cenote Xoch’ es abierto. Después de bajar por unas escaleras de piedra encontrará el agua, a la que llegan las raíces colgantes de un álamo que ofrece una imagen de asombro.